Casa Valero Maldonado

Fernando Alda
Obra:  Casa Valero Maldonado
Arquitecto:  Elisa Valero, equipo Leonardo Tapiz y Faustino Iglesias (arq.  técnico)
Localidad:  Los Corros
Ayuntamiento:  Siero
Año:  2004-2006
Geolocalización:  43.380 -5.599
Otros Datos:
Premios:
Publicaciones:
Información en la red: 
Descripción del proyecto: Elisa Valero
Esta vivienda responde a un encargo muy peculiar. Se va a construir a más de mil kilómetros del estudio y con un presupuesto muy bajo. Un magnífico pretexto para investigar en el campo de la precisión en su doble acepción, el carácter de necesidad y de rigor.

El primer paso, estudiar el lugar. La condición de abstracción de la propuesta remite con su horizontalidad a un paisaje más lejano. Una ladera al sur en el límite de los Corros, en el municipio de Pola de Siero. Enfrente las montañas de hayedos y castaños.

El sistema constructivo se plantea desde la lógica de la industrialización.¿Por qué no aplicar a vivienda los avances de la prefabricación para obtener una arquitectura sencilla, económica y de rápida ejecución?

Se diseña siguiendo la lógica de los materiales. Una modulación muy estricta y la optimización de la estructura. Forjados y cerramientos son de paneles prefabricados de hormigón. Muy cerrada aparentemente se abre a un patio interior que ilumina las salas de la segunda planta, mientras el salón queda a altura y media. La arquitectura se construye en torno a un vacío y se hace presente donde no está, en el espacio intersticial.

Esta propuesta obra asume como base del sistema bioclimático aprovechar los recursos existentes y las fuentes naturales de energía para minimizar el consumo energético. En definitiva utilizar las condiciones de la naturaleza, orientación y elementos constructivos, como los vidrios y los aislamientos, para captar una determinada cantidad de energía, principalmente solar, retenerla o rechazarla. Minimizar las cargas térmicas, es uno de los principios básicos de la lógica de la sostenibilidad.

En Asturias el clima es benigno y no hay grandes saltos térmicos, en verano la temperatura es agradable y no se precisa climatización y en invierno para combatir la humedad y el frío se ha instalado calefacción por suelo radiante alimentado con un sistema de placas solares. El sistema se combina con una bomba de calor de condensación por aire de alta eficiencia para aprovechar al máximo los recursos energéticos. Esta tecnología permite con los adecuados controles refrescar la vivienda en verano cuando excepcionalmente las condiciones exteriores lo requieran.

Una importante fuente de recogida de calor son los vidrios que cierran al sur la vivienda en planta baja y la parte superior de la escalera. En invierno el sol incide en ellos desde que amanece hasta que se pone, con un ángulo de incidencia suficiente para convertirse en un colector solar de gran superficie que eleva la temperatura adecuadamente. Ese aire caliente contribuye notablemente a climatizar el ambiente. Cabe decir que en las tardes de invierno es la chimenea de leña, el hogar, el verdadero centro de esta casa.

En verano el sol circula perpendicular al plano del suelo y no incide en el vidrio porque tiene una visera que le garantiza la sombra, de esta manera se evita el efecto invernadero.

Desarrollar la arquitectura abierta en torno a un vacío nos da la posibilidad de crear rotores aprovechando la diferencia de densidad del aire por el cambio de temperatura. De esa manera se provoca una circulación de aire lenta pero continua activando todo el volumen de aire de la vivienda. Al estar muy bien aisladas las paredes se aproximan a la temperatura del aire y se frena el fenómeno de la convección. Las corrientes de entrada y salida de aire entre los distintos espacios de la casa en comunicación son capaces de climatizar los espacios circundantes porque sus cargas térmicas son muy pequeñas por el gran aislamiento.

El aislamiento de las paredes es térmico y humídico. El primero se consigue con un pladur con Kaliber cuya masa térmica puede ser veinticinco veces menor que un cerramiento convencional. Y el segundo con una barrera de vapor, importante para que la humedad no migre cuando no nos interesa, para evitar las posibles condensaciones interiores.

Reportaje fotográfico: Fernando Alda
Planos: Elisa Valero

 

Authors

Related posts

Top