Central de Grandas de Salime

SaltoyCentralHidroelectricaGrandasSalime_1
Turismo Asturias

Obra:  Central de Grandas de Salime
Arquitecto:  Joaquín Vaquero Palacios
Localidad:  Grandas de Salime
Ayuntamiento:  Grandas de Salime
Año:  1953-1954
Geolocalización:  43.236, -6.848
Otros Datos:
Premios:
Publicaciones:
  • TIELVE GARSÍA, Natalia, El salto de Grandas de Salime: Arte e Industria
  • AA VV, Joaquín Vaquero Palacios: medalla de oro de la arquitectura, 1996, Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, Madrid, 1998.
  • GARCÍA POLA, Miguel, “Asturias, la épica del desarrollo, Forma y Plasticidad”, en Quaderns d’arquitectura i Urbanisme, Barcelona, 1997, págs. 92-99.
  • “Central hidroeléctrica de Salime”, en Quaderns 215, Barcelona, 1997, págs. 102-109.
  • PÉREZ LASTRA, José Antonio, Vaquero Palacios, arquitecto, COAAsturias, Oviedo,1992.
  • FERNÁNDEZ, José Carlos, TORIBIO, Alfonso, VAQUERO, Joaquín, La obra integradora de Joaquín Vaquero en Asturias, Hidroeléctrica del Cantábrico/COA Asturias, Oviedo, 1989.
  • SENDIN GARCÍA, Manuel Ángel, “La Industria Eléctrica en Asturias”, en Eria 6, 1984, págs. 3-36.
  • MADRAZO FELIÚ, Baldomero, Electra de Viesgo, 75 años, Electra de Viesgo, SA, Santander, 1981.
  • ALONSO PEREIRA, José Ramón, “La Arquitectura Asturiana de los s. XIX y XX”, en Enciclopedia Temática de Asturias, Tomo V, Gea Distribuciones Gráficas, Gijón, 1980.
  • “Decoraciones escultóricas de Joaquín Vaquero Palacios”, en Arquitectura 60, COAMadrid, diciembre de 1963, págs. 54-58.
  • “Aprovechamiento hidroeléctrico del río Navia”, en Informes de la Construcción 88, Madrid, 1957.
  •  “Mural en la presa de Salime”, en Revista Nacional de Arquitectura 169, COAMadrid, enero de 1956, págs. 16-20.
  • “El salto de Salime”, en Obras: revista de construcción 80, 1953, págs. 33-46
Información en la red: 
Descripción del proyecto: 
La intervención de Vaquero Palacios.No que respeuta a la llabor arquiteutónica, Vaquero Palacios, incorporase al proyeutu cola obra ya entamada.  Un de los principales problemes a los qu’enfrentose foi’l de la escala, el concerniente a la propia monumentalidá del obxetu industrial, una arquiteutura perdimensioná. Nuna primera fase, intervien nel tratamientu la coronación del alliviaderu, que sirve de pasu a la carretera de Grandas de Salime a Uvieu. La intervención de Vaquero nesta zona enllacia cola tradición espresionista xermánica,  proporcionando una poderosa fuercia final a la monumentalidá la presa. Aprovechando les posibilidaes plástiques del formigón armau, l’artista utiliza los contrafuertes de la presa pa construir cincu miradores que rematen la elevada parede formigón. A ellos sumanse dos terraces proyeutaes hacia’l banzau, entre estes alcuentrase les casetes qu’loxan la maquinaria d’apertura y  el pieslle  les compuertas.

En cuantu la llabor artística, Vaquero Palacios creó sobre’l muru la central 12 baxorrelieves que rellaten el procesu producción de la enerxía elléctrica. En pallabres del autor, tratase de «una serie motivos pa imaxinar esquemáticamente lo que taba sucediendo detrás del telón». Los relieves, con una fuerte carga espresionista, simbólica y social, recuerdanos les obres de grandes muralistas mexicanos como Rivera o Siqueiros.

Ya nel interior la central, la intervención de Vaquero Palacios ya visible n’abondo ellementos, como la escalera interior de diseñu modernu o la balconada volada sobre inmensas ménsulas de formigón dende la que dominase la sala turbinas. Nos muros d’esta sala alcuentranse les obres más conocíes, dos murales de 55 y 60 metros de lonxitú. El primeru, obra de Joaquín Vaquero Turcios, narra, con realismu’l complexu procesu de construcción de la presa, a través de la siguiente socesión d’acontecimientos que ficieron posibles la construcción del banzau:
Entamó pintando al su güelo Narciso, inxenieru caminos, llueu representó’l consexo d’alministración d’Hidroeléctrica Cantábrico y la Electra de Viesgo, dempués los banqueros, la inundación del valle y la población abandonando le sos tierres, los proyeutistes, los 306 muertos durante la construcción, les 9.000 persones que trabayaron durante los 5-6 años que duró la construcción del saltu. La producción, el panel de mandu, los operadores, la transformación la corriente, les columnes que sinifican el transporte y al final el consumu, l’allumbrau y la radiu con Matías Prats.

El segundu mural, realizado conxuntamente polos dos artistas, representa una descarga elléctrica.

Joaquín Vaquero Turcios restauró estos murales nel 2001, añu en que tamién pintó nes ménsules que sostienen la balconada los retratos de Picasso, Max Planck, Freud y Einstein, qu’aunque formaben parte de la idea orixinal, nun taban  bien vistos na década de los cincuenta, cuando realizose la obra.

————————————————————————————————

La construcción del embalse.

El embalse de Salime, inaugurado en 1954, está situado en el Principado de Asturias. Es el tercer embalse construido en el río Navia, siendo en su día la mayor presa de España y la segunda de Europa.

Se construyeron varios silos y tolvas para la fabricación del hormigón a pie de obra, cuyos restos aún pueden contemplarse presidiendo el entorno inmediato.

Además se procedió a la búsqueda de una cantera de piedra para abastecer el enorme volumen. Los materiales que llegaban por vía marítima al puerto de Navia eran transportados a través de un teleférico de 36 km. de longitud, construido específicamente para este propósito, siendo el mayor de los construidos en ese momento.

También fue necesaria la construcción de ataguías, almacenes, carreteras… y 4 poblados para cobijar a los más de 3500 obreros procedentes de otras partes de España, sumando así un total de más de 9000 obreros empleados durante los 5-6 años que se demoraron las obras. Alrededor de 300 fallecieron debido a las precarias condiciones de trabajo y escasez de alimentos.

La presa y la central se construyeron entre 1948-53. Se levantó una presa de gravedad con taludes del 5% aguas arriba y del 72% aguas abajo, con un radio de 400m en su coronación y una altura sobre cimientos de 132m. En la parte superior tiene una longitud de 250m, en cuyo centro se encuentran los 4 aliviaderos con compuertas de 12x7m. Pese a la situación de miseria en la que estaba sumida España, sufriendo el embargo de las potencias vencedoras en la segunda guerra mundial, Inglaterra suministró en secreto las turbinas y generadores.


La intervención de Vaquero Palacios.

En lo que respecta a la labor arquitectónica, Vaquero Palacios, se incorpora al proyecto con la obra ya comenzada.  Uno de los principales problemas a los que se enfrentó fue el de la escala, el concerniente a la propia monumentalidad del objeto industrial, una arquitectura sobredimensionada. En una primera fase, interviene en el tratamiento de la coronación del aliviadero, que sirve de paso a la carretera de Grandas de Salime a Oviedo. La intervención de Vaquero en esta zona enlaza con la tradición expresionista germánica,  proporcionando una poderosa fuerza final a la monumentalidad de la presa. Aprovechando las posibilidades plásticas del hormigón armado, el artista utiliza los contrafuertes de la presa para construir cinco miradores que rematan la elevada pared de hormigón. A ellos se suman dos terrazas, proyectadas hacia el embalse entre estas se encuentran las casetas que alojan la maquinaria de apertura y cierre de las compuertas.

En cuanto a la labor artística, Vaquero Palacios creó sobre el muro de la central 12 bajorrelieves que relatan el proceso de producción de la energía eléctrica. En palabras del autor, se trata de «una serie de motivos para imaginar esquemáticamente lo que estaba sucediendo detrás del telón». Los relieves, con una fuerte carga expresionista, simbólica y social, nos recuerdan las obras de grandes muralistas mexicanos como Rivera o Siqueiros.

Ya en el interior de la central, la intervención de Vaquero Palacios es visible en numerosos elementos, como la escalera interior de diseño modernista o la balconada volada sobre inmensas ménsulas de hormigón desde la que se domina la sala de turbinas. En los muros de esta sala se encuentran las obras más conocidas, dos murales de 55 y 60 metros de longitud. El primero, obra de Joaquín Vaquero Turcios, narra, con realismo el complejo proceso de construcción de la presa, a través de la siguiente sucesión de acontecimientos que hicieron posibles la construcción del embalse:
Empezó pintando a su abuelo Narciso, ingeniero de caminos, luego representó el consejo de administración de Hidroeléctrica Cantábrico y la Electra de Viesgo, después los banqueros, la inundación del valle y la población abandonando sus tierras, los proyectistas, los 306 muertos durante la construcción, las 9.000 personas que trabajaron durante los 5-6 años que duró la construcción del salto. La producción, el panel de mando, los operadores, la transformación de la corriente, las columnas que significan el transporte y al final el consumo, el alumbrado y la radio con Matías Prats.

El segundo mural, realizado conjuntamente por los dos artistas, representa una descarga eléctrica.

El Joaquín Vaquero Turcios restauró estos murales en 2001, año en que también pintó en las ménsulas que sostienen la balconada los retratos de Picasso, Max Planck, Freud y Einstein que, aunque formaban parte de la idea original, no estaban bien vistos en la década de los cincuenta, cuando se realizó la obra.

Reportaje fotográfico: 
Planos: 

 

Authors

Related posts

Top