Centro de Empresas de Cangas del Narcea

foto5

Marcos Morilla
Obra: Centro de Empresas de Cangas del Narcea
Arquitecto: Rogelio Ruiz Fernández | Macario Luis González Astorga
Localidad: Cangas del Narcea
Ayuntamiento: Cangas del Narcea
Año: 2003
Geolocalización: 43.111 -6.324
Otros Datos:
Premios:
Publicaciones:
Revista ON. Especial oficinas | Barcelona 2006

Revista a-cero | Gijón 2005

Información en la red: 
Descripción del proyecto: Rogelio Ruiz | Macario González
El edificio está en un polígono industrial como todos los polígonos industriales, pero la parcela no era como todas las parcelas, ni tampoco el programa. En este lugar hubo una casa con varios pinos hermosos a su lado hecha hace unos cien años, y los pinos hoy son hermosos porque atrapan el tiempo que han tardado en crecer y dan solera a nuestro edificio que acaba de nacer.
El programa: cinco pequeñas naves nido, oficinas para jóvenes empresas, un área dedicada a oficina de desarrollo municipal y el bar, que será el bar de todo el polígono. Muchas cosas en un pequeño solar, tres pinos que queremos conservar, mil funciones modernas y detrás, muy cerca, el monte, el río, la tierra.
No es muy interesante lo que se ve en las zonas industriales, así nuestra fachada es un resumen del edificio apareciendo casi ciegas las funciones, que muestran un alzado que es sección, aunque se abre arriba en la copa del árbol y en el centro, por desocupación, aparece la luz que muestra el verde al otro lado, función de relación tiene este eje.
Son piezas que se deslizan e individualizan avanzando o frenando su presencia, distanciándose por su distinta materia, por sus usos, y así de esta manera, volando una pastilla para dejar espacio a las raíces, conservamos el árbol en el frente, para que arroje sombras sobre el cinc ondulado, que no es caliente sino frío y tan “moderno”, más aún junto a la pizarra negra que cubre otros volúmenes del Centro. Con el suelo se encuentra el hormigón visto, más basto. Y detrás los otros dos atlantes-pinos que flanquean la torre de cristal, que es la escalera y que forma un faro de luz visto desde la carretera que entra en la villa.
Demasiados problemas nos hemos puesto y no estamos del todo seguros de haberlos resuelto. Otra vez mucho en poco. Demasiados encuentros, demasiadas funciones, demasiados materiales, demasiados pinos, demasiado lento, demasiadas reuniones, demasiado tiempo…
Reportaje fotográfico:
Planos:

 

Authors
Top