Chigre – restorán Riesco / Cafetería – restaurante Riesco

 

Imagen 005 2

José Ramón Puerto Álvarez

Obra:  Cafetería – restaurante Riesco
Arquitecto:  José Gómez del Collado
Localidad:  Cangas del Narcea
Ayuntamiento:  Cangas del Narcea
Año:  1968
Geolocalización:  43.176638, -6.548867
Otros Datos:
Premios:
Publicaciones:
  • Catálogo de la Exposición conmemorativa del primer centenario del nacimiento de José Gómez del Collado: arquitecto 1910-2010 ¦ José Ramón Puerto Álvarez
  • Revista RES MOBILIS, Revista internacional de investigación en mobiliario y objetos decorativos, Vol 4, Nº 4, Marzo de 2015. Universidad de Oviedo ¦ José Ramón Puerto Álvarez
Información en la red: 

 

Descripción del proyecto:  

El chigre-restorán Riesco ye un claro exemplu del protagonismu que tomó’l moblame nos locales diseñaos por José Gómez del Collado, especialmente nos rellacionaos cola hostelería. L’elementu predominante nestes obres ye ensin dulda la barra, una pieza de gran singularidá en forma d’U.

Trátase d’un diseñu qu’apaez tamién n’otros locales realizaos por Gómez del Collado na so villa natal, como la pastelería Formentor (yá sumida) ó la sala de fiestes El Club (caltiense’l local pero’l proyeutu foi alteriáu delles vegaes). Nel casu d’esti chigre-restorán, los cambeos fueron mínimos.

N’esta barra diferéncianse dos zones: una pa les persones atendíes de pie y otra p’aquelles que se sirven sentaes. Ésta última compleméntase con una serie de taburetes de aire industrial, comuestos por dellos tubos metálicos fondiaos al suelu ya inclinaos dellos graos, sobre los que se dispon la zona d’asientu.

Pela zona interior de la barra disponse otra bandexa pa usu esclusivu del personal del local, onde s’asitien les bebides a ufiertar a los veceros. Esti peculiar diseñu, amás, fai que sía posible atender a una gran cantidá de públicu con bien pocu personal. L’espaciu de circulación pa la persona encargada d’atender ye inferior al metro d’anchu.

Hai que destacar tamién otros aspeutos de la barra, como’l so intensu color mariellu, o la so llixereza visual, al tar sofitada sobre una estructura llixera de tubos d’aceru. D’esta manera la barra da la sensación de tar formada por unos planos suspendíos y non por un volume, lo qu’ameyora la percepción espacial del local que, nesti casu, namás tien 4 metros d’anchu.

El revestimientu de la barra llévase a cabu con llámines de formica sobre tableros aglomeraos. Evitóse intencionadamente la madera nun esfuerzu por tresmitir una imaxe d’innovación al local.

Unes divisiones pequenes nel techu del local perfilen zones distintes. Recuerda a un cuadru de Mondrian, anque con colores distintos a los de la paleta del pintor holandés. Nesti casu adoptanse los colores del dibuxu utilizáu nel pavimentu, que ye de baldosa hidráulica pequena.

Al esterior, la fachada resuélvese con una chapa grecada en coloráu que dialoga perfetamente cola chapa galvanizada qu’hai nel restu de la fachada del edificiu. Amás asítiase una pequena marquesina rematada nel so perímetru cola mesma chapa colorada de fachada, que fai posible l’allugamientu d’un lletreru col nome del local.

____________________________________________________________

La cafetería-restaurante Riesco es un claro ejemplo del protagonismo que tomó el mobiliario en los locales comerciales diseñados por Gómez del Collado, especialmente en los relacionados con la hostelería. El elemento predominante en estas obras es sin duda la barra, una pieza de gran singularidad en forma de U.

Se trata de un diseño que aparece también en otros locales realizados por Gómez del Collado en su villa natal, como la pastelería Formentor (ya desaparecida) ó la sala de fiestas El Club (se conserva el local, pero el proyecto ha sido alterado sucesivamente). En el caso de la cafetería Riesco, los cambios han sido mínimos.

Esta barra diferencia dos zonas: una para personas atendidas de pie y otra para aquellas que se sirven sentadas. Ésta última se complementa con una serie de taburetes con cierto aire industrial, compuestos por varios tubos metálicos anclados al suelo e inclinados varios grados, sobre los que se dispone la zona de asiento.

Por la zona interior de la barra se dispone otra bandeja para uso exclusivo del personal del local, donde se colocan las bebidas a ofrecer a los clientes. Este peculiar diseño, además, permite que sea posible atender a una gran cantidad de público con muy poco personal. El espacio de circulación para la persona encargada de atender es inferior al metro de ancho.

Cabe destacar también otros aspectos de la barra, como su intenso color amarillo, o su ligereza visual, al estar apoyada sobre una estructura ligera de tubos de acero. De este modo la barra da la sensación de estar formada por unos planos suspendidos y no por un volumen, lo que mejora la percepción espacial del local que, en este caso, sólo tiene 4 metros de ancho.

El revestimiento de la barra se lleva a cabo con láminas de formica sobre tableros agomerados. Se evitó intencionadamente la madera en un esfuerzo por transmitir una imagen de innovación al local.

Unas pequeñas divisiones situadas en el techo del local perfilan zonas distintas. Recuerda a un cuadro de Mondrian, aunque con colores distintos a los de la paleta del pintor holandés. En este caso se adoptan los colores del dibujo utilizado en el pavimento, una baldosa hidráulica de pequeño formato.

Al exterior, la fachada se resuelve con una chapa grecada en color rojo que dialoga perfectamente con la chapa galvanizada utilizada en el resto de la fachada del edificio. Además se coloca una pequeña marquesina rematada en su perímetro con la misma chapa roja de fachada, que permite la colocación de un letrero con el nombre del local.

 

Reportaje fotográfico: José Ramón Puerto Álvarez
Planos: 
DSC_2482 (1)

 

Authors

Related posts

Top