Escuela infantil Nuevo Roces

e-i-nuevo-roces-gijon-monica-costales-_-jesus-sotelo-4

Alejandro Mazuelas Kamiruaga
Obra:  Escuela infantil Nuevo Roces
Arquitectos:  Mónica Costales, José Luis Quidiello, Jesús Sotelo
Localidad:  Gijón
Ayuntamiento:  Gijón
Año:  2014
Geolocalización:  43.512288, -5.668771
Otros Datos:
Premios:
 XXII Premio Asturias de Arquitectura (2014) – Accesit
Publicaciones:
Información en la red: 
Descripción del proyecto: Jesús Sotelo
El proyecto consiste en la construcción de una Escuela Infantil de seis unidades en el área residencial de Nuevo Roces. Sobre la parcela donde se enclava la intervención no existe ninguna edificación como condicionante de partida, si bien se encuentra entre dos vías de circulación situadas a diferentes niveles. La escuela infantil construida ocupa la parcela con un claro carácter de borde, generando el acceso a la misma desde la zona residencial, y volcándose a los frentes laterales a través de patios, estos sirven como ámbito exterior de juego y espacio de transición.La edificación propuesta tiene una sola planta con una volumetría que evoca la arquitectura tradicional de cubiertas inclinadas, siendo la cubierta su rasgo más identificador y aunque la edificación se localiza en una zona urbana, no es ajena al contexto natural que la rodea y pretende ser un ejemplo de arquitectura sostenible y de bajo impacto.La definición del proyecto se formula desde la reflexión de dos conceptos fundamentales: analizar la importancia de la escuela infantil como lugar de socialización del niño fuera de su casa y elegir la tipología más idónea para albergar una guardería, resolviendo el programa de tal manera, que contribuya a crear un ambiente óptimo para el aprendizaje y el desarrollo del niño.Desde muy temprana edad los niños identifican la cubierta inclinada con la casa, y así la dibujan desde pequeñitos: una base prismática, un tejado a dos aguas y por último, la puerta, las ventanas y la chimenea. La guardería se concibe como una segunda casa de los niños, el lugar donde pasan gran parte de su tiempo y aprenden a relacionarse con los demás y con su entorno. El proyecto parte de esta asociación de ideas escuela-casa y se inspira en los primeros trazos de un niño al dibujarla, generando volúmenes en los que destaca sobre todo el trazado de la cubierta.En el interior, se crea un espacio volcado en sí mismo, que protege a los niños del espacio exterior y desde el cual pueden relacionarse con él, mediante elementos transparentes, lucernarios,… que iluminan y ventilan, y que incorporan elementos para el desarrollo sensorial, perceptivo y motor. Sensaciones que los niños disfrutan bajo una cubierta-cielo que proporciona luz y protege de la lluvia.

El edificio se organiza a partir de un esquema de volúmenes piramidales paralelos a la alineación de la calle, que facilitan la ejecución y organizan el programa. Exteriormente estos volúmenes crean una secuencia en aparente desorden, que llega hasta los bordes del solar, y crea entre los espacios intersticiales de la edificación y los límites laterales de la parcela, zonas de juego.

Interiormente, los vacíos se alternan con los llenos, y los espacios libres entre los volúmenes de las aulas, configuran una gran calle, un espacio multifuncional sobre el que se vuelcan las aulas. Todo el programa se configura alrededor de este espacio, imprescindible en los climas húmedos, donde se centra la actividad, y que se conciben como ámbitos de expansión de las aulas, zonas de juego, área de interacción que permite realizar diferentes actividades en grupos de diverso tamaño (escuchar a un adulto leyendo, dibujar en papeles de grandes tamaños, tocar instrumentos, cantar, comer todos juntos…..). Un gran espacio de relación, con recovecos que crean ambientes mágicos y secretos, y que se puede abrir a la zona exterior prolongando el interior al exterior.

Las aulas se agrupan dos a dos, unidas por los espacios de aseo-preparación de alimentos, desde los que se puede tener un control visual de las dos, optimizando el espacio, evitando su duplicidad y permitiendo un mayor control por parte de los educadores. Los espacios de aseo están diseñados para poder atender a varios niños a la vez, al existir más de una zona de cambio-aseo.

El proyecto persigue por medio del uso del espacio interior, acentuar la experiencia del encuentro a lo largo de las diferentes actividades que se desarrollan cada día, generando una imagen rotunda y muy amable.

 

Imágenes: Alejandro Mazuelas Kamiruaga
Planos: Jesús Sotelo

 

Authors
Top