Palacio de los Deportes de Oviedo

Fundación Do.Co.Mo.Mo. Ibérico
Obra:  Palacio de los Deportes de Oviedo
Arquitecto:  Ildefonso Sánchez del Río (ingeniero), Fernando Cavanilles,  Joaquín Suárez y Florencio Muñiz Uribe
Localidad:  Oviedo
Ayuntamiento:  Oviedo
Año:  1962-1975
Geolocalización:  43.367 -5.831
Otros Datos:
Premios:
Publicaciones:
Información en la red: 
Descripción del proyecto: Omar Ro. Ma.

Vamos a construir, si Dios quiere, la mayor bóveda autoportante hasta la fecha ha sido realizada… Con su ejecución vamos a ver colmado uno de nuestros mayores deseos

Con esta frase inicia la memoria del proyecto, y podría decirse que es la definición del proyecto ya que el Palacio de los Deportes es una gran cubierta de casi 100 metros de largo (96m) que acoge las instalaciones deportivas.

Con una superficie en planta casi cuadrada de 100m de lado, sin ningún pilar intermedio la cubierta se divide en tres, dos laterales compuestos por 2 arcos-ondas (nombre con el que se denominó a los arcos) cada una de 7m de ancho y 90 de vano, y otro cuerpo central elevado permitiendo un gran lucernario en cada lado, compuesto por 8 arcos-ondas de 7m de ancho y 100m de vano. Los arcos-ondas arrancan aproximadamente a 3m del suelo sobre una estructura de hormigón a modo de arbotantes góticos (estructura exterior que permite los arcos ojivales de las construcciones góticas), también utiliza unos pilares para puntualizar la estructura de hormigón y que éstos sirvan de apoyo de la marquesina exterior, además de ser bajante de pluviales*.

Los arcos-ondas eran el conjunto de las piezas bóveda denominadas dóvelas-onda, pieza que creó y patentó el propio ingeniero compuesto de hormigón y cerámica con unas dimensiones de 7m de vano, 3.20m de profundidad y 1.50m de altura.

Dentro de la estructura de hormigón en la que apoya la cubierta, se encuentra uno de los detalles más importantes del conjunto y más llamativo, son las articulaciones de los arranques de los arcos, que se encuentran en una caja de vidrio e iluminados, y es que Ildefonso Sánchez del Río así lo quiso y así lo definió con la siguiente frase:

¿Cómo podemos admitir que esos diminutos atlantes que van a soportar sobre sus hombros no la bóveda celeste, pero sí la del Palacio de Deportes de Oviedo, pasen desapercibidos?

*Pepa Cassinello. Ildefonso Sánchez del Río Pisón De la Bóveda a la Lámina (1924-1972).

Reportaje fotográfico: Informes de la construcción
Planos: Informes de la construcción y DOCOMOMO

 

Authors

Related posts

Top